Openness

Scrum Master: ¿un cargo vital?

“Lo quería para ayer” es una de las frases que más se escuchan dentro de una empresa. El mercado demanda cada día más rapidez, más calidad y menos costes. Conseguir estos retos es complicado y se necesita, además, que la empresa sea ágil y flexible. Para lograr una transformación organizativa exitosa, es fundamental introducir en las corporaciones metodologías de trabajo ágiles.

La incorporación de ‘agile’ en las grandes corporaciones está permitiendo dinamizar  y eficientar las entregas de trabajo. Una metodología cuyo éxito se basa en tener en cuenta que se debe llevar a cabo un cambio organizativo que permita asignar los recursos necesarios a las prioridades estratégicas de la compañía. Por otro lado, hay que tener en cuenta que se basa en arquetipos metodológicos. Los más comunes son el ‘Scrum’, para equipos que desarrollan productos o trabajan por proyectos; y el ‘Kanban’, para aquellos que trabajan bajo petición.

En esta ocasión nos vamos a centrar en la figura del ‘Scrum Master’. ¿Cuáles son sus funciones y por qué es vital este perfil en cualquier trabajo hoy en día? Antonio Martín Vivas, Scrum Master en BBVA IT España, da las claves a la hora de descubrir un puesto cada vez más demandado por las empresas.

P: ¿Qué significa ser ‘Scrum Master’?
R: Ser ‘Scrum Master’ significa principalmente creer en las personas, estando comprometido con una serie de valores y con una manera de hacer las cosas.

P: ¿Cuáles son sus funciones?
R: La función del ‘Scrum Master’ es la de ser un líder que sirve al equipo, encargándose de facilitar el trabajo, ayudando a crear productos de alto valor, resolviendo impedimentos, protegiéndolo, fomentando su cohesión y promoviendo la autoinspección y la mejora continua. Asimismo, otra función importante es ayudar a la organización, asegurándose de que los valores y el propio proceso ‘Scrum’ se entienden, se interiorizan y se ejecutan correctamente.

P:¿A quién reporta?
R: Yo no hablaría de reportar. Más bien diría que el ‘Scrum Master’ se debe al equipo y a la organización, pero no les reporta en el sentido en el que habitualmente se entiende este término.

P: ¿Qué se necesita para ser ‘Scrum Master’?
R: Para ser ‘Scrum Master’  hay que conocer los principios de la filosofía de trabajo ‘agile’ en general y de ‘Scrum’ en particular. Se puede seguir algún curso de certificación (o no, tampoco es necesario certificarse). Pero tan importante como esto es tener ciertas habilidades en gestión de equipos, comunicación o negociación.

P: ¿Qué ha motivado el que incorporar nuevas metodologías de trabajo sea clave en las empresas?
R: Nos hemos dado cuenta de que en el mundo actual, dominado por el cambio vertiginoso, las antiguas formas de trabajo ya no funcionan (o no funcionan tan bien como desearíamos). Esto nos lleva a la necesidad de encontrar una nueva forma de hacer más eficiente.

P: ¿Se aprecia el cambio? ¿Cómo reaccionan los equipos?
R:Sí, se aprecia una transformación. Considero que se puede hablar ya de un cambio de mentalidad y, en general, a los equipos les gusta un ‘Scrum’ bien aplicado, ya que  promueve los equipos auto organizados y motivados, de manera que son ellos los que realmente tienen el control de lo que hacen y cómo lo hacen. El problema surge cuando algún miembro del equipo continúa con mentalidad de “vieja escuela” y pretende hacerla valer. Pero para eso también está el ‘Scrum Master’: para hacer de agente del cambio.

P: Además de reunirse, planificar y supervisar al equipo, ¿en qué ocupa el resto del día?
R: El ‘Scrum Master’, además de encargarse de la supervisión del equipo, le ayuda, le aconseja.

P: ¿Un buen ‘Scrum Master’ tiene fecha de caducidad?
R: Más que el ‘Scrum Master’ caduque, lo que podría llegar a caducar sería su trabajo con un equipo, una vez que este se ha convertido en un equipo de alto rendimiento. Sin embargo, parece haber evidencia de que la desaparición de esta figura conlleva a una relajación del equipo en algunos aspectos que le alejaría de ese estado.

En resumen: pensar, reunirse y facilitar. La figura del ‘Scrum Master’ es muy importante en los equipos actuales ya que, además de sus funciones, tiene que hacer de maestro de ceremonias para que la productividad aumente mientras estimula y cuida del equipo. Es esa figura que consigue sacar al equipo el sentimiento de un trabajo bien hecho a la vez que satisface las necesidades del cliente.